Campeones

Los Campeones son aquellos mortales que, ya sea por intervención externa, intensivo entrenamiento o por experiencias cercanas a la muerte, han despertado la capacidad innata de sus almas y se han unido a la Gran Guerra… para un bando u otro.

Historia

Raziel y los Mortales

La Historia de los Campeones se remonta a hace cientos de miles de años, a la Guerra de Venganza. Durante la guerra, el ejército de los demonios comenzó a reclutar mortales a su causa, inclinando la balanza a su favor y conquistando innumerables mundos.
Frente a esta situación, un Ángel de la Hueste Sagrada llamado Raziel se embarcó en un viaje para encontrar mortales que pudieran servir en el ejército de Los Poderes, sin embargo, Raziel no buscaba cualquier mortal, ya que se negaba a abrazar las tácticas de los demonios, quienes tentaban a los mortales con promesas de poder, riquezas y etc. En su lugar, Raziel buscaba mortales con la convicción de hacer lo correcto, con almas fuertes y corazones determinados, que no pudieran ser corruptos por las tentaciones de los demonios. Raziel, a demás, no pretendía dar poder a los mortales, sino enseñarles a usar el poder de sus propias almas, ya que sentía una profunda admiración por la pasión con la que vivían y quería ver qué tan lejos podían llegar.

Reshar, Maestro de Campeones.

Raziel finalmente encontró a un espadachín llamado Reshar, en una villa perdida en una montaña de algún mundo que ya nadie recuerda, tal vez el nuestro. Reshar llamó la atención de Raziel porque se enfrentó a un gran grupo de demonios (el número varía entre decenas y cientos dependiendo de quién relate la historia) y, aunque le ofrecieron rendirse, nunca aceptó sus términos. Cuando Raziel le preguntó a Reshar por qué no aceptó la clemencia de sus enemigos, este respondió que si se hubiera rendido, lo habrían perdonado a él, pero nada garantizaba la vida del resto de los habitantes de la villa, por lo que hubiera sido razonable, pero no correcto aceptar la oferta. Raziel había encontrado su discípulo.

El entrenamiento de Raziel convirtió a Reshar en un Campeón de poder nunca visto hasta ese momento, podía combatir físicamente contra cualquier demonio y hacer sangrar a los dioses, formar vínculos espirituales con otras criaturas y su mera presencia inspiraba a sus aliados al heroísmo. Pronto, mortales de todos los mundos, edades, géneros y trasfondos comenzaron a seguir al Campeón de los Mortales y Reshar los entrenó como Raziel lo entrenó una vez a él, lo que le valió el título de Maestro de Campeones.

La Batalla Final y los Siete Compañeros:

En la batalla final de la Guerra de Venganza, Reshar combatió contra la entidad Multidimensional conocida como el Mal Original y fue incapaz de vencerlo. En su auxilio vinieron su maestro Raziel y sus seis discípulos y amigos más cercanos, cuyos nombres, por desgracia, se han perdido en la historia:

  • Un Rey Dragón de un mundo Onírico.
  • Un vampiro que se acercó a Reshar buscando recuperar su humanidad.
  • Un poderoso hechicero, Maestro de un ejército de bestias.
  • Un monje Iluminado.
  • Un soldado, fiel siervo de una Diosa.
  • Un Espíritu de un Lago Sagrado, que tomaba la forma de una hermosa mujer blandiendo una espada.
    Las fuerzas combinadas de los siete guerreros lograron derrotar y atar al Mal Original en una prisión en lo profundo del multiverso, la cual pasó a llamarse Infierno. Los Generales y Altos Mandos del Ejército de Venganza fueron eliminados, sellados en tumbas y templos o exiliados al infierno y la guerra finalmente había terminado.

La Guerra de Secretos y las Siete Órdenes:

Los demonios no fueron completamente expulsados, muchos de los soldados más débiles tomaron refugio en los mundos mortales y poco a poco, a lo largo de siglos, fueron disfrazando su presencia, hasta que la Guerra de Venganza era solo un mito y Reshar y sus Siete Compañeros habían sido olvidados por todos menos los Campeones que aun luchaban. Los demonios se habían armado de superstición y miedo, los Campeones habían perdido los corazones de los mortales que protegían, acusados de locura y herejía, la Guerra de Secretos había comenzado.

Por miles de años los demonios negaron su propia existencia, mientras se organizaban en cultos, clanes y comunidades para sobrevivir y planear el regreso de sus amos. Los Campeones se vieron forzados a mantener identidades secretas, para evitar acusaciones y proteger a sus seres amados.

En esta Guerra Secreta que se ha extendido hasta nuestros días, es que los Campeones comenzaron a cambiar, donde antes habían sido tan versátiles como Reshar, si bien no tan poderosos, ahora solo podían aprender con facilidad algunos de los poderes del Maestro de Campeones. Las limitaciones específicas variaban en diferentes mundos, pero los Campeones se dieron cuenta que habían claras limitaciones en lo que cada alma podía adquirir con mayor facilidad. A estas divisiones se le llamó Ordenes. En nuestro mundo, peculiarmente, las Ordenes parecían formarse según las particularidades de los Siete Compañeros, dando origen a las Siete Ordenes de Campeones.

  • Los Tamers, modelados por el vínculo entre Reshar y su amigo más fiel, el Rey Dragón.
  • Angel Inc, que como el Vampiro, buscan redención y perdón por sus pecados.
  • Los Duelistas, señores de bestias como lo fue el Hechicero.
  • Los Shamanes, que comparten el mismo vínculo con los espíritus que el Iluminado.
  • Los Santos de Atenea, fieles siervos como lo fuera alguna vez el Soldado.
  • Los Caballeros de la Mesa Redonda, cuyo lider blande la misma Espada que la Dama del Lago.
  • La Séptima Orden, que marchan a la batalla con corazones llenos de fuego y acero, como lo hizo una vez Raziel.

Campeones

Chosens kenshinhimurahb kenshinhimurahb